Sede trabaja en proyecto de gestión de riesgo

Grettel Rojas Vásquez

 

Con el propósito de mejorar las acciones que se llevan a cabo en la Sede y de  cumplir con disposiciones institucionales, la Coordinación de Administración impulsa un proyecto de gestión de riesgo para beneficio de la comunidad universitaria.

Según la M.B.A. Jeannette Morales Zumbado, coordinadora de Administración, la gestión de riesgo  debe ser abarcado de una forma responsable por la institución, ya que es un tema que involucra directamente a las personas.  “Para mí la gente es lo más importante, debemos de tener las condiciones y estar preparados para cualquier situación“.

Aunado a esto, explica Morales es importante cumplir con lo  planteado por el Consejo Universitario en el documento de  Políticas de la Universidad de Costa Rica 2016-2020 en el punto 7.3.6, que dice: “Fomentará una cultura de gestión del riesgo, que fortalezca las acciones orientadas a reducir las vulnerabilidades y la atención de emergencias, desde una perspectiva integral, de manera que se asegure la protección de la vida de las personas de la comunidad universitaria y de los bienes institucionales“.

Este proyecto está a cargo de la consultora María Lorena Alpízar Marín, especialista en el tema, quien estará a cargo de guiar las tres etapas que comprende: capacitación, elaboración de un plan de emergencias y ejecución y evaluación del plan.

Es por ello que desde  el mes de junio funcionarios de todos los edificios del campus de la Sede, del Museo Regional de San Ramón y del Conservatorio de Música de Occidente participan en un taller que consta de 30 sesiones y que abarcará una serie de temas para capacitar y sensibilizar a los participantes sobre este tema.

Según Morales, en la capacitación los participantes son quienes van a identificar los riesgos presentes en cada uno de los edificios. “La idea es que sean los mismos funcionarios los que determinen los riesgos y las vulnerabilidades que presentan cada uno de los edificios“ señaló.

En la segunda etapa, añade Morales, la consultora analiza la información y hace el plan con todos los insumos del curso. “Se está planeando hacer tres  planes uno para  el campus, otro para el Conservatorio de Música de Occidente y otro para el Museo Regional de San Ramón.

Señaló que una vez que esté listo el plan se realizarán diferentes actividades para darlo a conocer. Para Morales esta capacitación es de suma importancia ya que se contará con más recurso humano para ejecutar las acciones necesarias.

Morales concluyó que “La gestión de riesgo es una de las áreas más importantes y prioritarias de la universidad y hay mucho trabajo que hacer en ese tema“.

Compromiso como clave del éxito

Los funcionarios Eduardo Arias, encargado del Laboratorio de Física y Roset Murcia Ríos, funcionaria de la Biblioteca Arturo Agüero Chaves, quienes participan de la capacitación, coinciden en que este taller ha sido una experiencia enriquecedora.

Mencionan que la capacitación les ofrece conocimientos importantes y significativos de la gestión de riesgo desde el punto de vista de la prevención, pero a la vez demanda mucho trabajo ya que en 30 sesiones deben hacer una valoración de los riesgos y vulnerabilidades de los edificios, con base en la información ofrecida en clase.

Para ambos funcionarios el  compromiso es la palabra clave para lograr que este proyecto sea exitoso, tanto desde el punto de vista del compromiso  que deben asumir las autoridades universitarias en darle seguimiento, como las personas involucradas en el proceso.

Arias menciona que se va a generar un documento oficial que la institución requiere, pero también se necesita un compromiso de práctica, con las brigadas, los simulacros y las actividades de divulgación para toda la comunidad universitaria. “Si llevamos  esto de la teoría a la práctica sin duda va a ser un buen proyecto“.

Por su parte, Murcia señala que es importante que las autoridades continúen con un plan de capacitación a los funcionarios que se han comprometido, ya que es importante reforzar algunos temas. “También ocupamos la capacitación psicológica que nos enseñe a controlar las emociones ante una situación de riesgo,  nosotros  estamos comprometiendo a ayudar a la Sede pero sentimos que nos debemos capacitar en diferentes procesos“ aseguró.