Sede graduó nuevos profesionales

Grettel Rojas Vásquez

“Nuestra Universidad de Costa Rica, nuestra alma mater, nuestra casa de estudios, que es líder a nivel mundial y que facilita la educación superior de manera pública, puso la confianza en nosotros desde el primer momento y hoy concretamos esa confianza y la convertimos en una de muchas metas que se cumplirán en nuestras vidas.”

Estas palabras las compartió el Lic. Christofer Rolando Arias Corrales, en su intervención como representante de los estudiantes en la graduación realizada el 2 de noviembre en el recinto de San Ramón de la Sede de Occidente.

Arias motivó a los nuevos profesionales a enfrentar sus miedos y a seguir adelante, compartió su experiencia de vida y contó a los presentes que debido a problemas visomotores que le diagnosticaron en su niñez, el proceso de aprendizaje para él fue muy difícil, a tal punto que sus maestras aseguraban que no podía ser bueno para el estudio.

Destacó que con base a su experiencia “he aprendido que el miedo al fallo y la incertidumbre nos hace humanos. No obstante, lo importante al final es enfrentar esos miedos, porque si uno tiene el coraje y la valentía para afrontar los temores, uno puede superar cualquier obstáculo”.

Pidió a los nuevos profesionales cambiar la realidad a la que se enfrentan y aseguró que son capaces de impulsar ese cambio con el conocimiento y las herramientas con las que cuentan. 

Además de Arias 94 personas más recibieron el título que los acredita como profesionales en el recinto de San Ramón y 15 en el recinto de Grecia.

La Licda Roxana Salazar, Directora de la Sede, mencionó que los nuevos profesionales de la Sede de Occidente tienen un compromiso con la sociedad, basados en los principios rectores que dieron vida a la regionalización hace casi 50 años.

Destacó que hoy más que nunca se debe defender el derecho al estudio, a salir de la pobreza, a exigir un presupuesto justo y a reforzar la educación en todas la regiones.

Por su parte, la Máster Marjorie Jiménez, Vicerrectora de Acción Social y en representación de la rectoría, les dijo a los graduandos que “Lejos de subir a las personas a pedestales, el estudio las debe hacer más humildes; más sensibles hacia las realidades de los demás y las propias; más humanas a la hora de criticas, y más firmes a la hora de tomar decisiones.”

Expresó que el concluir los estudios superiores es apenas terminar de dar un paso en el camino e  invitó a los presentes a continuar  la senda del aprendizaje en los deferentes escenarios en los cuales se desarrollen.

Solicitó a los nuevos profesionales retribuir a la sociedad todo lo que les ha dado hasta el momento “Será una satisfacción personal y profesional, como la que hoy sienten con su título y que celebramos con todo el orgullo de toda la comunidad universitaria” concluyó.