Proyectos de Acción Social trabajaron los temas inclusión y disciplina positiva con escolares y docentes

Grettel Rojas Vásquez

Proyectos de Acción Social visitaron la  Escuela Monseñor Clodoveo Hidalgo Solano, de San Isidro de San Ramón, y trabajaron diferentes temas con la población infantil y con el personal docente.

De esta forma, los proyectos Atención a la diversidad en el marco de la educación inclusiva, Actualización y capacitación docente y el Conservatorio de Música de Occidente unieron esfuerzos para desarrollar actividades en dicha institución.

Los niños y niñas participaron  por medio de juegos en actividades relacionadas con el tema de la inclusión, esto gracias al trabajo desarrollado por estudiantes que participan en el TCU Atención a la diversidad en el marco de la educación inclusiva.

Según la profesora Flory Camacho, encargada de este proyecto, la idea es sensibilizar a la población estudiantil  acerca del tema de la inclusión  y de la situación de los niños con necesidades educativas individuales. Por ejemplo “cuando tenemos  un compañerito usuario de silla de ruedas o con compromiso auditivo, visual o de cualquier tipo, lo que buscamos es que  pueda ser realmente incluido dentro de los procesos del aula”.

Explicó   que las actividades van enfocadas a que los niños interioricen los conceptos, porque una cosa es hablar de inclusión y otra es vivir la inclusión, aprenden valores como solidaridad, trabajo en equipo, compañerismo, resiliencia y tolerancia porque eso les ayuda a convivir en sociedad.

Además de las actividades enfocadas en la niñez, el personal docente participó en un taller sobre disciplina positiva, impartido por el proyecto Actualización y capacitación docente.

La profesora Maricruz Mejías, encargada del proyecto,  explicó que los temas que ofrecen en las capacitaciones son propuestos por los centros educativos según sus necesidades.

Señaló que en la Escuela Monseñor Clodoveo Hidalgo Solano se trabajó con el tema de disciplina positiva, de esta forma en el taller se abordaron estrategias para que los profesores  puedan  ponerlo en práctica en la mediación docente y en el trabajo del aula.

Destacó que este enfoque va de la mano con el trabajo sobre inclusión que se realizó con los niños y niñas ya que tiene como fin “despertar valores en el estudiante y que el mismo estudiante se de cuenta cuales son aquellas actitudes que tiene dentro del aula, si convienen o no, si es positiva o no”.

Además de estas actividades, se realizó una presentación a cargo del Conservatorio de Música de Occidente, se les ofreció información sobre los programas que se imparten  y se les invitó a iniciar estudios en música.

William Gamboa, director de la Escuela, se mostró complacido ya que las actividades desarrolladas con la población infantil  “vienen a reforzar los valores que tratamos de inculcar en los niños, sobre todo en aspectos de diversidad e inclusión. Aprender de una forma divertida, aprender jugando los aspectos que tienen que ver con su formación”.

Destacó también el trabajo realizado con el personal docente ya que considero  “que tenemos que cambiar la forma en que nos comunicamos, la forma en que nos dirigimos a los niños, la forma en que damos instrucciones, la forma en que tratamos que ellos mejoren conductas,  tenemos que reeducarnos nosotros para poder educar de una manera más actualizada, más diversa y mas inclusiva, aseguró.