Proyecto de acción social ofrece acompañamiento a docentes de primaria

Grettel Rojas Vásquez

Apoyar a centros de educación escolar en tiempos de COVID fue todo un reto para el proyecto de acción social “Actualización y educación continua para docentes de Educación Primaria”.

Desde su creación en el año 2018, este proyecto ha canalizado las necesidades de los docentes de primer y segundo ciclo de la educación general básica para realizar actividades que colaboren con la actualización que requieren en temas como: prácticas pedagógicas, prácticas didácticas y axiológicas tomando en cuenta los cambios que se realizan  constantemente en el Ministerio de Educación Pública (MEP) en diferentes temas.

Según la responsable del proyecto, profesora Patricia Arias Salas, el 2020 estuvo cargado de cambios, ya que debieron ajustar las actividades según los lineamientos emitido por el MEP. “El cambio con la pandemia fue de 360 grados, el proyecto está sujeto al MEP, entonces teníamos que asumir también las normas emitidas por la institución. Se dieron cambios muy significativos en materia de evaluación, en materia tecnológica, de mediación pedagógica con los chicos. Hubo un tiempo de adaptación a estos cambios en el que no se podía trabajar con los docentes, porque ellos estaban capacitándose”.

Arias explicó que una vez pasado ese proceso de adaptación de los centros educativos, se tomó en consideración necesidades de escuelas que ya habían trabajado con el proyecto. De esta forma, con la  escuela Alberto Manuel Brenes se realizó una actividad denominada “Cuidar la salud mental en tiempo de crisis” con el fin de ofrecer apoyo emocional a los docentes.

A la vez, se trabajó con la escuela José Joaquín Salas Pérez el tema los lineamientos técnicos para la evaluación de los aprendizajes en el segundo ciclo 2020 del MEP, ya que fue una necesidad a raíz de la expectativa de todos los cambios en evaluación para el cierre de curso lectivo. También, como parte del contexto y las necesidades que se han evidenciado, se trabajó de la mano con otro proyecto de acción social un curso certificado sobre recursos tecnológicos en educación,  para que los docentes puedan trabajar con niños y niñas de forma virtual.

Destacó que a pesar de todos los inconvenientes, en  este 2020 se logró ampliar la cobertura e incluir a centros educativos del cantón de Sarchí y se logró beneficiar un total de 121 funcionarios. “Los resultados fueron muy positivos, los aprendizajes son muy interesante, hay que aprender a ser parte del cambio y no podemos quedarnos sin atender las necesidades. Hay que poner atención a la parte humanística, la parte de la crisis que se vive y como esta adaptación nos hace ver que somos seres humanos. Este año experimentamos que el cambio fue muy fuerte, y ya tenemos las herramientas para seguir trabajando en estos cambios”.

Gabriela Córdoba Martínez, docente y Myleen Patricia Jiménez Suárez, Trabajadora Social, de la escuela Alberto Manuel Brenes, participaron en la capacitación “Cuidar la salud metal en tiempos de crisis”. Ambas consideran que debido a la situación que estaban afrontando resultó de gran importancia.

Córdoba señaló que la actividad les mostró diferentes actividades y estrategias para aplicar en este contexto  “para así poder tener una adecuada salud mental y por ende una pertinente relación con nuestros estudiantes y familia”.

Por su parte, Jiménez destacó que este tipo de acompañamiento es fundamental y muy importante en un año atípico en el que el personal de los centros educativos tuvo que enfrentarse a situaciones de incertidumbre, miedo, mucho trabajo, innovación, y uso de la tecnología para continuar sus labores. “Toda esta situación provoca mucho estrés, mucho cansancio, mucha preocupación. Siento que este tipo de proyectos viene a minimizar, viene a ser un paliativo, un aporte para mejorar las condiciones de salud mental, para establecer estrategias de autocuidado” aseguró.