Estudiantes ofrecen apoyo a organizaciones comunales

Grettel Rojas Vásquez

El TCU Apoyo a Entidades Comunales de la Sede de Occidente permite que los estudiantes pongan sus conocimientos al servicio de organizaciones no lucrativas y que trabajen de la mano con diferentes poblaciones.

Según la profesora Jeannette Morales, encargada del proyecto, actualmente se está colaborando con organizaciones sociales como “El sol brilla para todos” (para personas adultas con discapacidad) y “Hogar diurno coraje y esperanza” en San Ramón, con la “Asociación de cuidados paliativos de Palmares”,  y con el hogar de ancianos y la biblioteca pública de Atenas.

Morales explicó que este proyecto ofrece en primera instancia apoyo administrativo “estas organizaciones en general carecen de recurso humano, muchas veces solo están las juntas directivas y no tienen el sustento administrativo para poder ordenarse”.

Señaló que los estudiantes inscritos colaboran con la definición de planes estratégicos, reglamentos, procedimientos, ofrecen asesoría legal y les ayudan a conseguir recursos.  En el área de informática se colabora con  sistemas de información y  con sistemas para llevar el control de activos fijos, ya que  estas organizaciones reciben donaciones y ayudas pero no cuentan con los sistemas adecuados para registrarlos.

El proyecto también ofrece capacitaciones a funcionarios y a la población atendida y sus familias. Por ejemplo, los estudiantes ofrecerán talleres sobre la ley 7600 a funcionarios de “El sol brilla para todos” y a los beneficiarios y sus familias.

Karen Rojas Rojas, Directora del El Sol Brilla para todos, calificó  de “gigantesco” el aporte que ofrecen los estudiantes por medio del trabajo comunal.

“Ahorita nos están ayudando con la promoción de la institución, con una página web y con talleres de psicología,  son apoyos muy importantes porque son herramientas que nosotros no tenemos y es una forma de aprovechar el recurso”.

Los estudiantes inscritos también tienen la oportunidad de participar en actividades recreativas, lo que  les permite interactuar con los beneficiarios.

Frida Xirinachs,  estudiante de Informática Empresarial, está inscrita en este de TCU. Ella señala que su proyecto principal lo desarrolla con el “Hogar diurno coraje y esperanza”, organización con la que  trabaja en la elaboración de una base de datos que permitirá registrar la cantidad de adultos mayores que tiene el distrito de San Juan de San Ramón,  dicha base es un requisito solicitado por el IMAS a estas organizaciones para subir  de categoría.

Además, Frida colabora con actividades recreativas que se realizan en diferentes organizaciones. “Me gusta mucho  el TCU, me permite relacionarme con las personas beneficiadas y con los compañeros. Con el TCU he aprendido a mejorar la comunicación para trabajar con diferentes tipos de poblaciones”.

Frida considera que este tipo de proyectos le ayudan a tener un conocimiento integral de la sociedad, ya que muchas veces los estudiantes de Informática Empresarial  trabajan en proyectos que requieren poca interacción social.