Estudiantes del Conservatorio de Música de Occidente lograron 100% de ingreso a Escuela de Artes Musicales

Angélica Castro Camacho
Unidad de Comunicación Vicerrectoría de Acción Social

 

En el Conservatorio de Música (ED-577) de la Sede de Occidente de la Universidad de Costa Rica (UCR) celebraron con orgullo un triunfo de los suyos. Cinco de sus estudiantes avanzados audicionaron para ingresar a la Escuela de Artes Musicales de la Sede Rodrigo Facio y todos se ganaron su cupo. 

Melissa Ávalos Soto, Alessandra González Arce y Orlando Salazar Méndez,pianistas; Ana Lucía Cárdenas Quirós, en flauta traversa y Ernesto Padilla Arguedas, con énfasis en eufonio; iniciarán en 2019 su Bachillerato y Licenciatura en Música.

La audición la realizaron el 17 de octubre. Ese día viajaron juntos de Palmares a San José, excepto Alessandra porque vive en Atenas. Se encontraron todos en San Pedro y se fueron a la Escuela de Artes Musicales para comenzar a prepararse para la audición. Encontraron un espacio y empezaron a calentar.

“Yo casi ni pude almorzar, la comida no me pasaba”, contó Ana Lucía Cárdenas entre risas. “Teníamos tiempos en los que estábamos muy tranquilos y a veces nos agarraba la ansiedad. Pero entre todos nos dábamos el apoyo, de que todo va a salir bien, vamos a pasar”, agregó.

Cárdenas tiene 20 años y comenzó a estudiar flauta traversa en el Conservatorio en 2013. Su profesora es Tania Camacho Azofeifa, quien a partir del próximo año también será su mentora en la universidad. Ana Lucía fue la primera de los cinco en entrar a su audición, a la 1:00pm.

“Me acuerdo muy bien estar sentados en una mesa, afuera del auditorio donde teníamos que presentarnos, y estábamos todos demasiado nerviosos. Pero a la vez estábamos tratando de apoyarnos entre todos”, contó Melissa Ávalos. Ella ingresó al Conservatorio en 2013 y desde entonces su profesora ha sido Kattia Guevara, actual coordinadora de Acción Social de la Sede de Occidente.

Cada estudiante tenía que presentar 4 obras: una del período barroco, una del clásico, otra romántica y una del siglo XIX. Ana Lucía interpretó a los compositores Mozart, Andersen, Debussy y Adina Izarra. Melissa audicionó con piezas de MozartRachmaninoff y Debussy.

En septiembre de este año, los estudiantes avanzados de piano del Conservatorio interpretaron el Concierto para 4 pianos y Orquesta de Johann Sebastian Bach, junto con la orquesta de la Universidad Católica Lovaina de Bélgica. Esta presentación ocupó mucho de su tiempo para preparar la audición, pero afortunadamente les convalidó como audición de la pieza barroca.

Para Ernesto Padilla la audición tuvo un ingrediente extra de presión, pues no hay muchas personas que toquen eufonio en el país. “Yo llegué seguro porque sentía que lo venía haciendo bien desde hace tiempo, estudiando y cada vez tenía mejor las obras. Ese día llegué tranquilo, pero sí fue un poco sorpresivo que había otra persona audicionando para el mismo instrumento. Cuando llegué había otro muchacho que llegaba a hacer audición y si fue más presión porque no sabía cuántos cupos había”, explicó. Él audicionó con obras de Benedetto MarceloGuiseppe Boratto y Arthur Pryer, adaptadas para eufonio.

Conforme fueron terminando se reunieron nuevamente y comentaron sus audiciones, todos se sentían bastante satisfechos y mucho más tranquilos. Luego vinieron los resultados y la alegría colectiva porque todos ganaron su audición. “Yo creo que todos estamos muy contentos y muy orgullosos. Los profesores están muy orgullosos de todos nosotros, porque han visto todo el proceso”, contó Ávalos.

Ahora sigue el recital final de graduación del Conservatorio y el próximo año el ingreso a un nuevo espacio de aprendizaje. “Es algo que es necesario. Si uno se queda siempre en el mismo lugar, con el tiempo se va estancando. Es nostálgico, pero al mismo tiempo es bastante reconfortante llegar ahí y rodearse de personas talentosas. Siento que va a ser una buena experiencia”, explicó Padilla.

“No solamente en las sedes centrales hay buenos músicos o estudiantes, usualmente se generaliza que San José es mucho mejor que las sedes regionales. Este es un logro del Conservatorio como institución regional, para demostrar que así como la sede central tiene buenos estudiantes, las sedes regionales estamos presentes y nos hacemos escuchar por medio de estos proyectos”, concluyó Cárdenas.