Coordinador de Acción Social hace un llamado a fomentar el pensamiento crítico en la población

Grettel Rojas Vásquez

Con un mensaje en el que hace una fuerte crítica  al consumismo, el M.M. Mauricio Araya Quesada, coordinador de Acción Social, explica la importancia de  repensar la educación desde una visión integral, que además de conocimientos incluya valores, virtudes, habilidades y competencias.

A través de un video, Araya expresa su preocupación ante los diferentes mecanismos para influenciar que tienen los referentes con poder.  “Por medio del neuromarketing las compañías mercantiles configuran a la población para que sea consumidora activa,  herramienta  que cuenta con conocimiento científico que les ayuda a cumplir ese objetivo.” Destacó que gracias a ello se ha normalizado un paradigma de éxito basado en el dinero, el cual ha promovido la ambición, la avaricia y el individualismo.

Araya  asegura que el conocimiento científico, la educación en valores y el desarrollo de un pensamiento crítico son las principales herramientas para combatir esta situación.

Mencionó que es urgente procesos culturales y educativos  que fomenten una cultura más humana e incluyente, que procuren un cambio y una transformación de la sociedad. Para ello, se requiere de una inversión eficaz en educación y cultura y aseguró que las artes son herramientas potentes que logran conmover y lograr una transformación.

Araya expresó la necesidad de que los líderes políticos, académicos y empresariales sean humanistas con valores auténticos y que entiendan la importancia del desarrollo cultural y educativo para que logren tomar decisiones más justas.

Aporte desde la Acción Social de la Sede de Occidente

La Sede de Occidente cuenta con cincuenta y seis proyectos de Acción Social de las áreas de Trabajo Comunal Universitario, Extensión Docente y Extensión Cultural, los cuales  trabajan de la mano de las comunidades y atienden personas de todas las edades, desde bebés hasta adultos mayores.

Estos proyectos, según Araya, son parte del aporte que ofrece la Universidad de Costa Rica para mejorar esta situación ya que cada uno de ellos  realizan grandes contribuciones a la población y pretenden educar, sensibilizar, fomentar valores y desarrollar un pensamiento crítico para mejorar la calidad de vida y la situación cultural de los habitantes de la región de Occidente.