Carreras de Ciencias Sociales se crearon como respuesta a necesidades de la región

La profesora Ana Cristina Quesada, de la carrera de Trabajo Social de la Sede de Occidente, reconstruyó el proceso de creación, consolidación y proyección de las cinco carreras con que cuenta el Departamento de Ciencias Sociales: Dirección de Empresas, Trabajo Social, Enseñanza de los Estudios Sociales y Cívica , Derecho y Psicología.

Este trabajo es el resultado de su proyecto de investigación denominado “El proceso de regionalización de educación superior en las carreras del Departamento de Ciencias Sociales de la Sede de Occidente de la UCR” el cual ofrece un importante aporte a la historia institucional.

Como resultado de esta investigación se logró hacer una línea histórica de la creación de cada una de las carreras,  en donde se destaca la participación de las personas fundadoras, ya sea para las carreras propias como para las desconcentradas.

“Logramos sistematizar la creación de las cinco carreras y lo hemos sistematizados con datos e información de profesores pensionados, con hechos históricos, con documentos institucionales que respaldan la creación de la carrera y con datos históricos del impacto tales como cantidad de graduados” aseguró Quesada.

 

Destacó que con la sistematización del proceso de formación de las cinco carreras del Departamento, se concluye que no hubo un proceso homogéneo, sino que cada una se conformó por la iniciativa de un actor o instancia fuera del Consejo Universitario o la Vicerrectoría de Docencia, instancias que han ocupado un papel de legitimadores para institucionalizar la implementación de las carreras.

El proyecto, además de artículos ha generado videos que muestran la percepción de la regionalización desde diferentes actores de cada una  de las carreras. Quesada afirmó que los videos rescatan las voces de profesores activos, profesores pensionados, fundadores y estudiantes de la Sede.

Mencionó que “esta producción tuvo como fin romper ese esquema de que la investigación solo genera artículos científicos, traer todo el potenciar del audiovisual para socializar los resultados de investigación”. Señaló que  la producción fue realizada en su totalidad por la Sede de Occidente, con el apoyo de estudiantes y de la Oficina de Audiovisuales. 

Datos interesantes

Dentro de los datos interesantes que arroja la investigación destaca que la apertura de las carreras fue en primera instancia en el nivel de bachillerato, que el grado de licenciatura se ha convertido una lucha aparte y propia de estudiantes y docentes, pero no de las autoridades universitarias.

Señaló que el aporte del Departamento a la región ha sido importante ya que de  1976 al 2017 se han graduado 2636 profesionales, distribuidos de la siguiente manera: 1903 bachilleres, 711 licenciados y 22 profesorados en Enseñanza de los Estudios Sociales y Cívica.

Explicó que uno de los puntos más interesantes de la investigación, fue comparar las percepción de la regionalización que tienen los involucrados en el proceso de la Sede de Occidente y de la Sede Rodrigo Facio.

Según Quesada las personas consultadas en la Sede Central  ven la regionalización como un proceso de desconcentración, que permite llevar opciones académicas, proyectos de investigación y proyectos de Acción Socias a las regiones.

Por su parte, la percepción de los profesores fundadores de las carreras y de los estudiantes de la Sede de Occidente es que las carreras se integraron a un proyecto de regionalización local, entonces han surgido a partir de las necesidades que se manifiestan en el desarrollo local.

“El proceso de regionalización de la Sede de Occidente ha sido muy autóctono, de acuerdo a las condiciones geográficas, sociales, económicas y culturales de la región. Las carreras se adaptan a las necesidades de la zona” aseguró.

Añadió que el proyecto ha permitido crear espacios de reflexión sobre los conceptos de regionalización y desconcentración, además de hacer un análisis sobre el tema de regionalización tomando en cuenta las políticas institucionales, las políticas de CONARE y el Plan de Gobierno de la administración pasada.

“Desde las políticas nacionales y desde CONARE se ve la regionalización como un elemento para  atender la situación de pobreza, se enfoca a cantones en estas condiciones. Estamos reduciendo el tema de regionalización a una población de vulnerabilidad dejando las otras zonas desatendidas” aseguró.