Acción Social se mantuvo fuerte durante el 2020

Grettel Rojas Vásquez

Durante el 2020, a pesar de las situaciones atípicas enfrentadas, los proyectos de Acción Social lograron mantenerse y crecer. Gracias al compromiso asumido por sus responsables y al apoyo ofrecido por la Dirección, el Consejo de Sede, la Coordinación de Docencia, la Vicerrectoría de Docencia (VD) y la Vicerrectoría del Acción Social (VAS), se logró consolidar jornada para atender los proyectos. De esta forma se contó con 14 tiempos y 1/8 de presupuesto propio de la Sede, 2 tiempos y medio de apoyo de la VAS (1/2 más con respecto al 2019) y 1/2  tiempo y un 1/8 de apoyo de la VD.

De esta forma 23 proyectos de Extensión Docente, 16 proyectos de Trabajo Comunal Universitario y 18 proyectos de Extensión Cultural trabajaron de la mano con las comunidades en un año en que se requirió reinventarse para ofrecer un acompañamiento acorde con el contexto.

El profesor Mauricio Araya Quesada, Coordinador de Acción Social, se mostró complacido ya que durante el 2020 se abrió un proyecto nuevo denominado “Formación continua en matemática para docentes de primaria” y se retomó con jornada el proyecto “Proyección cultural de Sección de Artes Musicales” cuyo responsable se hará cargo de los proyectos de Extensión Cultural relacionados con música, tal como lo hizo el responsable del proyecto “Bailes folklóricos Sörbö”, quien está cargo de los proyectos de danza, resolviendo de esa manera un problema pendiente.

Innovación y reinvención para acercarse a las comunidades

Araya destacó y agradeció los esfuerzos realizados por el equipo de la Coordinación de Acción Social y los responsables de todos los proyectos para mantenerse cerca de las comunidades, a pesar de las dificultades y lo retos planteados por la pandemia.

Se debe destacar la producción de 33 videos sobre los proyectos de acción social, con los cuales se mantuvo vigente el apoyo que se ofrece a las comunidades. Araya explicó  que por medio de esta iniciativa se buscó “educar, fomentar el pensamiento crítico; abordar problemáticas diversas y ofrecer soluciones; así como divulgar el trabajo realizado desde los proyectos y comunicar mensajes de interés para todos”.

Mencionó que la virtualidad abrió un sinfín de oportunidades para aumentar la cantidad de población beneficiada, de tal manera que, los proyectos con metas relacionadas con la capacitación, lograron llegar a muchas más personas, tal fue el caso del Programa de Educación Continua y Cursos Libres.

La Coordinación innovó este año con las Jornadas de Acción Social, que se llevaron a cabo en  la comunidad de Peñas Blancas, gracias a la implementación de herramientas tecnológicas para la virtualidad. En esta edición se ofrecieron 19 talleres y un curso de inglés de larga duración, para alrededor de 400 personas; también, está en desarrollo un proyecto musical para jóvenes en riesgo social de la zona.

Araya indicó que  “las Jornadas habían sido replanteadas para lograr que los proyectos pudieran realizar actividades interdisciplinarias en beneficio de poblaciones y comunidades que han requerido el apoyo de la universidad. A raíz de múltiples reuniones y conversatorios, se estrecharon lazos para continuar trabajando con diversas organizaciones comunales y gubernamentales, para lograr culminar en el 2021 con actividades y proyectos que se encuentran en fase de planificación”.

El coordinador de Acción Social concluyó que “gracias al trabajo colaborativo se ha logrado mantener y fortalecer la Acción Social de la Sede de Occidente en un contexto complejo que requiere de una reinvención constante”.